Viaje al Centro del Universo. Parte 2: La guerra de dos mundos

El coyote

Tonantzin, Nuestra Madre Venerada.  Virgen de Guadalupe en el baño.  Vamos bien acompañados en nuestro viaje
Tonantzin, Nuestra Madre Venerada.
Virgen de Guadalupe en el baño.
Vamos bien acompañados en nuestro viaje
Nuestro viaje continúa cruzando la Sierra Gorda de Querétaro para llegar a Xilitla, en la huasteca potosina. En sólo unas horas pasaremos de estar en una ciudad llena de autos y contaminación, a respirar el aire puro de una selva llena de agua y de vida. En un sólo día veremos dos mundos totalmente opuestos.

Debido a que la carretera ha sido remodelada podremos ir a más velocidad, pero pronto vemos que no todos los avances son lo que parecen.

A mitad de camino encontramos a un coyote recién atropellado, el animal murió mientras intentaba cruzar la carretera.

Las carreteras son medios de comunicación entre comunidades y sin duda tienen utilidad. Pero viendo al animal muerto me pregunto: ¿Están diseñadas las carreteras para convivir con la naturaleza? ¿Están construidas con la idea de conservar nuestro medioambiente?

Para muchas personas el coyote es simplemente un perro salvaje que no tiene utilidad porque no pueden comprarlo ni venderlo. Para mí, sin embargo, un coyote es una vida y su muerte injustificada me provoca dolor.

Tras ver el cuerpo atropellado del animal las hermosas vistas de la Sierra Gorda se han tornado tristes. La enorme carretera aparece ahora como una cicatriz profunda en las montañas. La sierra está herida.
Xilitla, en la huasteca potosina; lugar de selva y cafetales. En unas horas pasaremos de una ciudad llena de coches y contaminación a una selva mágica llena de naturaleza. El mismo    día visitamos dos mundos diferentes.
Xilitla, en la huasteca potosina; lugar
de selva y cafetales. En unas horas
pasaremos de una ciudad llena de
coches y contaminación a una selva
mágica llena de naturaleza. El mismo
 
día visitamos dos mundos diferentes.

Mientras el automóvil avanza, imagino cuántos animales morirán cada día alrededor del mundo en las carreteras. ¿Tendrá esto que ver con la extinción de las especies?

Cuando un animal muere en la naturaleza su muerte es sagrada porque da la vida para alimentar a otro.

Me pregunto: ¿Qué sentido tiene la muerte de este coyote?¿Para qué dio la vida?

Si otro animal hambriento intentara comer sus restos, probablemente, moriría atropellado también. Una cadena que no tiene final.

Mientras cruzamos la sierra pienso en soluciones. ¿Se podrían crear pasos subterráneos bajo las carreteras para que los animales cruzaran sin perder sus vidas? ¿Se podrían fabricar coches que no pudieran alcanzaran altas velocidades para atropellar a menos animales? ¿Qué otras cosas podíamos hacer para que las carreteras no destruyan la naturaleza?

Cumplir los sueños en nuestra sociedad cuesta dinero y: ¿quién estaría dispuesto a bajar la velocidad en una sociedad en la que lo importante es llegar rápido y llegar primero? ¿Quién estaría de acuerdo en acondicionar las carreteras para que no maten a los animales? ¿Realmente a nuestra sociedad le importan los animales?

Proteger a la naturaleza sería lo más inteligente que podría hacer el ser humano; su supervivencia depende de ella. ¿Pero es realmente el humano un ser inteligente? El diccionario de la lengua define la palabra inteligencia de la siguiente forma:

1.f. Capacidad de entender o comprender.
2.f. Capacidad de resolver problemas
3.f. Conocimiento, comprensión, acto de entender.

Entonces, surge una nueva pregunta, si fuera verdad que los seres humanos son inteligentes: ¿No tendrían la capacidad de comprender que están destruyéndose a ellos mismos cuando destruyen a la naturaleza? ¿No entenderían que la destrucción natural nos afectará a todos a largo plazo?

Lo débil vence a lo fuerte

Después de una parada en la Misión de Jalpan llegamos a Xilitla. En idioma náhuatl este nombre tiene dos interpretaciones: lugar de chiles y lugar entre caracoles.

Los mesoamericanos colocaban un caracol en el pectoral del dios del viento Ehécatl-Quetzalcoatl. Se creía que, al pasar el aire por la espiral del caracol, se esparcía el aliento del dios dando vida a la naturaleza y a los hombres.

Xilitla, en la huasteca potosina; lugar de selva y cafetales. En unas horas pasaremos de una ciudad llena de coches y contaminación a una selva mágica llena de naturaleza. El mismo    día visitamos dos mundos diferentes.
Xilitla, en la huasteca potosina; lugar
de selva y cafetales. En unas horas
pasaremos de una ciudad llena de
coches y contaminación a una selva
mágica llena de naturaleza. El mismo
 
día visitamos dos mundos diferentes.
Tras dejar las maletas en la posada, nos dirigimos a la cascada Los Comales.

A la huasteca potosina aun no han llegado el mal llamado primer mundo ni el desarrollo, por lo que todavía conserva una gran diversidad natural, vida y riqueza.

Caminar por la selva me proporciona una gran sensación de paz; mi mente descansa. En la cascada observo el agua caer, siempre constante, siempre en movimiento.

Sintiendo su frescor, reflexiono sobre la famosa cita de Leonardo Da Vinci que dice que el agua es el vehículo de la naturaleza, o dicho de otra forma, que el agua es el vehículo de la vida.

El milagro de las selvas y bosques es impresionante. Miles de árboles y plantas actuando con sus hojas como una gran red que recoge la humedad de las nubes y la deja caer sobre la tierra suavemente, gota a gota.

Un gran grupo de seres vivos recolentando agua y fabricando oxigeno para dar vida a miles de animales e insectos. Estos, a cambio de oxígeno, agua y alimento, ayudarán al bosque a esparcir sus semillas y lo polinizarán.
El patio de la Posada de James en Xilitla
El patio de la Posada de James en Xilitla

La imponente cascada trae a mi mente Andalucía, donde nací. Tengo el triste pensamiento de que cerca de mi pueblo ya no hay grandes cascadas. Y no las hay porque ya no hay densos bosques que capten el agua.

Igual que una persona cuando se deshidrata y se muere, mi tierra, acosada por la deforestación, se está secando y los pocos bosques que quedan arden sin control. Y mientras más los deforestan más arden.

Los seres humanos tenemos el gran don de la imaginación y dicen que con ella podemos crear la realidad. En ese momento, imagino mi tierra llenandose de nuevo de vida, rios que vuelven a ser cristalinos y bosques enormes que crecen de nuevo.

En un libro llamado Tao Te Ching, escrito seis siglos antes de Cristo. El sabio chino Lao Tse dice sobre el agua:

La suprema bondad procede como el agua. El agua llega a todas las cosas y las favorece, porque no busca el poder...permanece en los lugares que otros desdeñan. Esto hace que se pareza al Tao...

El espíritu surrealista de Edward James está presente en todos los lugares que visitamos en Xilitla.
El espíritu surrealista de Edward James
está presente en todos los lugares
que visitamos en Xilitla.
La persona sabia vive como el agua. El agua sirve a todos los seres y no exige nada para sí...permanece más bajo que todos. Y en esto es parecida al Tao... 

El agua es suave y dócil. Pero mina y corroe lo duro. En el vencimiento de lo duro, ella no tiene iguales... En todo el mundo no hay nada más blando que el agua. Pero en su forma de destruir lo duro, nada la iguala...

Nada puede transformarla... Que lo débil vence a lo fuerte. Y lo blando a lo duro, es sabido por todo el mundo, más nadie se rige por ello...

Tras un rato observando la cascada ésta me revela un secreto: el agua es inmortal y por esto, una gran parte de mí no morirá cuando deje de existir. El agua que forma mi cuerpo saldrá de mí convirtiendose en un vehículo por el que viajará un nuevo espíritu.

La guerra de dos mundos

Acabamos de cenar y estamos sentados en la terraza de la posada. Apagamos la vela que nos alumbra y comenzamos a observar a las luciernagas. Estas hadas voladoras, luminosas y mágicas, recorren el cielo de la selva  y se mezclan con las estrellas.

Es curioso que nunca abandonamos por completo el lugar donde nacemos. Por muy lejos que estemos, siempre seguimos conectados a él. De nuevo la tierra donde viví mi infancia regresa a mi mente.

Recuerdo que siendo un niño, a pesar de lo mucho que las busqué, nunca pude ver a las luciernagas. La deforestación, la pérdida de su hábitat, los químicos y la contaminación casi habían acabado con ellas entonces. Hoy, muchos años después, se cumple mi sueño, pero no logro olvidar que en mi tierra La Nada sigue avanzando.

La puerta que lleva a la cascaca Los Comales
La puerta que lleva a la cascaca Los Comales
A la mañana siguiente, tras un rico desayuno, bien picante, visitamos las Pozas de Xilitla. Un jardín escultórico soñado por el aristócrata y poeta inglés Edward James.

Dicen que un día mientras se bañaba en las pozas una nube de mariposas voló a su alrededor cubriendo el cielo. Esta visión la interpretó el surrealista como la señal de que debía establecerse en este lugar y materializar sus sueños.

La primera impresión del lugar es decepcionante. El tan renombrado Xilitla no parece ser nada más que un montón de cemento y hierro a medio terminar, destruyendo la belleza de una selva impresionante.

Su obra, al principio, se parece a la de un clásico millonario occidental, que llega a un lugar natural a destruirlo ahogandolo en hierro y cemento. Pero pronto descubriré que las cosas no siempre son lo que parecen. El caótico mundo de hierro y concreto que tengo frente a mí, no es fruto de la locura ni tampoco de la casualidad.

Saltamontes negro en la Huasteca
Saltamontes negro en la Huasteca
Más allá de ser una simple creación excéntrica y surrealista, en Xilitla está representado un escenario que muestra la guerra de dos mundos: la naturaleza y la era industrial.  

En esta lucha, la humanidad está destruyendo cruelmente a su Madre, la tierra. Lo que el ser humano no alcanza a ver es que si permite que se destruya a la naturaleza se estará destruyendo a sí mismo.

El aristócrata inglés Sir Edward James, comprendió que el avance de la sociedad industrial provocaría la extinción de las especies, y en un arrebato de genialidad quijotesca, intentó crear una especie de Arca de Noe donde salvar a los animales de la extinción.

Cuando Edward James comenzó a crear su Arca que contuviera a todas las especies fue considerado loco y muchos se rieron de él. Pero hoy, sólo unas décadas después, una gran cantidad de especies desaparecen diariamente ante la pasividad de la humanidad ¿Quién es ahora el loco de esta historia?

El guía nos cuenta que James nunca permitía que se terminaran las obras y que cuando la pieza iba a ser acabada ordenaba parar inmediatamente. Todas las obras debían ser diseñadas para que las terminara la naturaleza.

Columnas hechas para que las bromelias crecieran sobre ellas, paredes a medio construir para que las plantas las cubrieran o habitaciones hechas para que los árboles las habitaran. En su visión futurista Edward James vió a la naturaleza perfeccionando las imperfectas e inacabadas obras de la humanidad.
Estructura surrealista. Pozas de Xilitla
Estructura surrealista. Pozas de Xilitla

Contagiado por el misterio de Xilitla, y exhausto por el calor del mediodía, me siento frente a las pozas y caigo en un profundo ensueño surrealista.

En este ensueño, Edward James, que según dicen los aun sigue viviendo en las pozas, se presenta ante mí vestido con traje blanco y me invita a hacer un viaje al futuro. Nuestro sueño sucede así.

Estamos en el día 13 de enero del año 3000. Frente a nosotros hay un barco que navega con dificultad por un mar lleno de plásticos y de basura, apenas se puede ver su forma debido a una densa nube de humo tóxico. Es la época de la humanidad conocida como la era del plástico, que vino después de la era industrial.

En esta arca, un especie de Titanic surrealista, van los pocos seres humanos que sobrevivieron a esta era industrial. La humanidad, o más bien lo poco que queda de ella, vive en este barco navegando a la deriva por un már de plástico contaminado y sin tener a donde ir. Los cielos azules y las estrellas son hoy un recuerdo del pasado, sólo se pueden leer en los libros.

En el barco se está celebrando un baile. En esta danza los empresarios bailan con los ecologistas una especie de tango. La coreografía, por supuesto, la dirigen los empresarios que son los que pagan. Los políticos de profesión son los encargados de controlar al público y su primer objetivo es impedir que nadie deje de ver el espectáculo.
El arte se inspira en la naturaleza como vemos en esta escultura en forma de hoja. En Xilitla se encuentran enfrentados dos mundos, el mundo natural y el industrial.
El arte se inspira en la naturaleza como
vemos en esta escultura en forma de hoja.
En Xilitla se encuentran enfrentados dos
mundos, el mundo natural y el industrial.
Los espectadores, que son la inmensa mayoría de los habitantes de esta arca, permanecen hacinados en la parte trasera del barco empujandose.

No se empujan para poder ver el espectáculo, como podrías pensar, sino que lo hacen para no caerse al agua. Se dedican a sobrevivir.

Entre baile y baile, con máscara especial para no ahogarse inhalando el humo tóxico, la nueva estrella del pop estrenará su nuevos éxitos: "No estamos tan mal", "Que bien estamos apretaditos", "Yo pienso en positivo" y "Las cosas van a mejorar".

Estas canciones están convenientemente diseñadas para subirle el ánimo a la mayoría de los habitantes arcaicos que están en la popa apretujados y evitando caerse al mar de plásticos.

Al terminar la actuación musical se celebra el Campeonato Mundial de Deportes Arcaicos. Competición que tuvo que ser realizada en el barco después de que la tierra y el mar se llenaran de plásticos.

Un grabado de un insecto al que alguien pintó una silueta alrededor que hace que su forma parezca la de un extraño ser.
Un grabado de un insecto al que alguien
pintó una silueta alrededor que hace que
su forma parezca la de un extraño ser.
Estos juegos arcaicos fueron inspirados en las Columpiadas, unos extraños juegos que se celebraron hasta finales del Siglo XXI. Los juegos Colúmpicos pudieron ser rescatados gracias a un brillante arqueólogo chileno, el descubridor de la ciudad antigua y perdida de Hueva Llork.

Dicen los libros de historia que la tragedia de esta civilización arcaica empezó en el siglo XX cuando todos los países del mundo quisieron ser primermundistas y desarrollados.

En aquel entonces, los grandes políticos, empresarios y banqueros, grandes altruistas, lograron que todos los ciudadanos del mundo pudieran cumplir sus sueños. Los de ellos mismos, claro.

Gracias a esta noble acción, cada ciudadano del mundo pudo comprar uno o varios autos. Todo haciéndose posible gracias a modestos créditos que tendrían que pagar los beneficiados en solamente cien años y con muy cómodas mensualidades.

Además de esto, los nuevos países primermundistas y desarrollados pudieron otorgar innumerables hipotecas para hacer más casas y poder consumir al más alto nivel.
De repente, a principios del siglo XXI, se descubrió que un montón de deshechos plásticos había empezado a acumularse en el Océano Tranquilísimo adquiriendo el tamaño de un gran continente.

En ese momento, los negativistas, a los que no hubo que perseguir, porque fueron totalmente ignorados, comenzaron a afirmar que si no se cambiaba el sistema económico esa basura podría crecer y acabar cubriendo todo el planeta.

Nadie hizo caso a los avisos conspirativos de los negativistas porque en el siglo XX los humanos creían que con sólo pensar en positivo, sin hacer nada en la práctica, las cosas se solucionarían.

La cascada Comales en Xilitla
La cascada Comales en Xilitla
Mi sueño se torna extremadamente surrealista cuando Edward James me explica que en el año 3000, los científicos aun siguen intentando encontrar el eslabón perdido de Darwin. Casi me despierto de la impresión.

Parece ser que los cambios en la alimentación de esta civilización hicieron que algunos de los sobrevivientes de la era plástica post-industrial llegaran a pesar hasta 300 kilos y que por este motivo el arca había comenzado a tener grandes problemas para mantenerse a flote.

De repente Edward interrumpe sus explicaciones y se oyen unos gritos procedentes de la popa del arca que nos distraen: ¡Se hunde, el arca se hunde! ¡Nos hundimos!¡Ayuda!

Tras un gran tumulto, el baile se interrumpe. Rapidamente un político, que estaba casualmente justo a la entrada de las escaleras, sube al escenario y toma el micrófono.

Con elocuentes palabras explica a todos los habitantes del arca que no hay nada que temer y afirma que el barco no se está hundiendo ni se hundirá. "Yo os prometo que no hay nada que temer"Afirma con sus sonrisa amplia de oreja a oreja.

Como prueba irrefutable, la autoridad muestra el último estudio científico de la Organización Mundial de las Naciones Arcaicas, que demuestra que "los barcos no se hunden." Un gran aplauso de varios minutos surge "espontaneamente" entre los presentes, sobre todo desde las primeras filas.

Tras el discurso político, los habitantes del arca deciden, continuar con sus juegos y bailes musicales esperando la llegada de nuevas noticias. Hay que estár "informados" y ver lo que dice la prensa.

Edward James me cuenta que a los arcaicos les encanta estar informados. Después de una tensa espera llega la edición especial del Diario El Verdadero, el mejor y único diario del arca. La noticia, muy breve, dice así:

Edición especial. Noticia de última hora: Los barcos no se hunden.  
(Arca del Desarrollo Sustentable. Océano Pacífico. Diario El Verdadero. 13 de Enero del año 3000)

El excelente presidente de la Orden Mundial de Políticos (OMP) afirmó hoy que el Arca del Desarrollo Sustentable (ADS) no se está hundiendo ya que "los barcos no se hunden". 

El excelentísimo representante del pueblo afirmó tener en sus manos nuevos estudios científicos de los mejores expertos que afirman que "estos objetos dejaron de hundirse en el año 2500". 

Nuestro diario pudo contactar al más importante de estos científicos que declaró que "No es una cuestión de fe, se trata de ciencia y hemos comprobado científicamente, irrefutablemente y matemáticamente que es imposible que un barco se hunda".

Juan Smith Pérez, desempleado profesional de profesión, residente en la popa con el resto de desempleados profesionales, contó a uno de los reporteros que "no cree que el barco se esté hundiendo ya que a él no le ha llegado todavía el agua al cuello". 

Debido a que la totalidad de las especies animales ya se extinguieron y este hundimiento sólo afectaría a los humanos, los ecologistas se negaron a dar declaraciones.
El arca de Edward James, sospechosa
de provocar mi extraño sueño
surrealista en el mundo de los arcaicos

Al haberse terminado el baile los principales líderes avisaron en un comunicado que en la búsqueda de un lugar mejor y más amplio para todos, van a realizar una expedición de emergencia en los botes salvavidas. Esta medida se tomará en las próximas horas. A su regreso se dará una rueda de prensa con los resultados.

Los líderes mundiales se han ofrecido voluntarios para salir del barco rápidamente en los botes salvavidas, dispuestos a buscar un mejor lugar para todos los arcaicos. 

"En agradecimiento por la confianza puesta en ellos por los ciudadanos, nuestros líderes arriesgarán sus vidas en esta peligrosa expedición y dejarán el arca con la esperanza de buscar un futuro mejor para todos los arcaicos". Dijo a nuestro diario una de las principales autoridades.

El director y dueño de este nuestro diario se ofreció voluntario para acompañar a los mandatarios en su peligrosa aventura en la búsqueda de un futuro mejor para todos.

Para celebrar la gran noticia de que el barco no se está hundiendo y despedir a la expedición de líderes salvadores, se han organizado bailes, conciertos y espectáculos deportivos que continuarán, indefinidamente, hasta el regreso de los mandatarios.

Aprovechando este evento se proyectará la última película titulada "Salvando a los arcaicos"que tiene como protagonistas a los héroes que arriesgando su vida viajaran por el peligroso mar de plástico en los únicos botes salvavidas para salvar a la humanidad arcaica. 

Sin poder terminar la noticia levanto la cabeza y entre la nube de humo tóxica alcanzo a ver a las más altas figuras alejándose en los botes salvavidas, despedidos por los agradecidos arcaicos con música y aplausos que surgen "espontaneamente" de los asistentes, sobre todo de los de las primeras filas.

Cuando el arca se hunde hasta desaparecer en el mar, cosas de los sueños, en lugar de tristeza me dio mucha hambre, por lo que me despedí de mi nuevo amigo Sir Edward James y me desperté.


Lugares recomendados
Posada James
Cascada los Comales
Las Pozas, Xilitla

Fuentes consultadas y adicionales
Fondo Xilitla
Xilitla, San Luis Potosí. México Desconocido
El agua y el fuego en el mundo náhuatl prehispánico. Arqueología Mexicana
El temazcal arqueológíco. Agustín Ortiz Butrón. Arqueología Mexicana
Spa: Salute per agua, el temazcalli. Xavier Lozoya. Arqueología Mexicana
La tasa de extinción de especies ha aumentado más de mil veces en la era humana
Habría 81 muertes por gripe porcina en México 
El zoológico y la extinción de las reservas naturales 
Historia de Edward James
La Nada. Diario de un Observador.
Lao Tse. El libro del Tao
Lao Tse. Tao Te Ching
Sueña el rey que es rey

Este diario recoge algunas historias y reflexiones sobre cosas que me pasan en este misterioso viaje que es la vida. Desde la posición de un observador registro algunas situaciones que se presentan ante mí.

Aunque lo intente, mi observación no siempre será acertada, muchas veces estará limitada por mis creencias y condicionada por mi forma de ver el mundo.

Aunque las historias que aparecen en este blog están basadas en hechos reales todas deben ser consideradas cuentos fantásticos. La realidad, para bien o para mal, es sólo una percepción y siempre está condicionada por nuestras creencias y nuestra imaginación.